jueves, 28 de agosto de 2014

HRP ETAPA 12 - REFUGIO DE POMBIE - REFUGIO DE RESPOMUSO (23/07/2014)

¿Quién dijo fácil ?.
¡Vaya tela!.
Como si una del Tour se tratara, yo la califico como la ETAPA REINA de nuestra HRP 2014. La más dura sin duda, por la distancia a cubrir y las dificultades y condiciones del terreno. Lo cual no hizo mas que añadir, si cabe, más belleza a la intrínseca del recorrido.
Para colmo un día estupendo en cuanto a la meteo, solecito y calor.
Amanece en Pombie y soy testigo de un momento mágico. Los primeros rayos de sol iluminan la cresta de su Majestad el Ossau.




 Y, hacia el este, un mar de nubes cubre el valle.




Una inmejorable manera de empezar un gran día.


El primer tramo desde el refugio es un prolongado y suave descenso hasta el Caillou de Soques y el cruce con la carretera D-934 que se interna en Francia desde el Portalet. Ese punto es, además, el de partida (uno más) para los muchos que tienen como objetivo la conquista del Midi d'Ossau.


Vista atrás. El Refugio de Pombie aparece, diminuto, a la izquierda
Bajamos junto al arroyo de Pombie, primero dejándolo a la izquierda. Son prados de alta montaña donde pasta el ganado. A la altura de la Cabaña de Pucheoux giramos a la izquierda (cuidado con los perros) para cruzar el arroyo y seguir por la otra orilla.


Otra pasarela nos volverá a cruzar y entramos en un precioso bosque.

(by Fernando)

Se agradece el frescor bajo las hayas. Salimos del bosque para cruzar el río de Brousset por un puente y ascender hasta las cabañas de Soques y el parking junto a la carretera.



Hemos descendido 675 m. desde Pombie en 5 kms. A la postre serán los pocos kilómetros suaves y fáciles que nos obsequia la etapa. A partir de aquí se acabó el paseo en barca y tocará ponerse el traje de faena.
Cruzamos la carretera y localizamos, unos metros hacia el norte, el sendero que sube por la ladera de enfrente. A él vamos. Desde el principio ya comprobamos que no es broma.

Vista atrás de la ladera bajada. 


La pendiente se endurece mientras el camino se interna en la umbría del bosque. Llevamos el arroyo de Arrious a la izquierda y lo cruzaremos más adelante por un puente para dejarlo a nuestra derecha.


Bonitas vistas de lo que dejamos atrás. Pronto perderemos de vista el Midi.


Hemos salido del frescor del bosque y ahora el ascenso es en terreno despejado. Prados donde pastan caballos y vacas.


Junto a una pequeña cabaña bajo una enorme roca (La quèbe d'Arrious) hacemos un alto para reponer energías.
Seguimos el ascenso en zig-zags y aparecen los primeros neveros que atravesamos sin problemas.


Un falso llano es la antesala de un collado, pero no hay que hacerse ilusiones porque el que queremos alcanzar se hace de rogar un poco más.



Un último esfuerzo y llegamos al Col d'Arrious (2.259 m.).

A la derecha asoma el Pico Arriel
Resoplando un poco hacemos un pequeño alto en el collado. Las vistas hacia el noreste son espectaculares. El lago de Artouste con sus aguas de un precioso azul oscuro domina el valle allá abajo. Rodeado de cimas que rondan los 2700 m. no puede negar su origen glaciar.


Desde el collado seguimos el sendero en descenso durante algunos metros. Una pareja con niños, debían de ser de la Europa del este, nos pide un poco de información y sobre el mapa tratamos de ofrecérsela ubicándolos (tarea poco fácil, chapurreábamos igual que ellos el inglés y el francés).
El caso es que entre unas cosas y otras, nos hemos despistado y volvemos al collado. No queríamos bajar por ahí. Nuestro siguiente destino intermedio es el Refugio de Arrémoulit y para alcanzarlo hay otra opción más corta pero más arriesgada y aventurera ..., el Passage o Paso de Orteig. Y como hemos venido a ésto, nos vamos al famoso paso.
Desde el mismo Col d'Arrious y sin franquearlo, giramos a la derecha (sureste) y nos dirigimos hacia el picacho (Pic du Lac d'Arrious) que destaca delante de nosotros. En su falda oeste hay un precioso lago en deshielo, el Lac d'Arrious, cómo no podía ser de otra forma.


La senda se dirige hacia la enorme pared norte del pico.



Desde el Col d'Arrious hacia el Paso de Orteig (by Fernando)
Allí, aunque parezca imposible, encontramos el Paso de Orteig (nombre debido a su descubridor, el guía-cazador Jacques Orteig en el año1883). La senda está excavada en la pared de la montaña y se hay instalado un cable quitamiedos al que no hay que hacerle ascos.



(by Fernando)

El patio es de aupa y con la carga que llevamos mejor agarrarse bien para superar el escollo.



Lo cierto es que impresiona desde lejos pero es asequible en condiciones normales; otro gallo cantaría con lluvia o hielo.

(by Fernando)
El último trecho del paso es en ascenso y se acabó.


Saliendo del Paso (by Fernando)
Prueba superada. Para gente poco experimentada o con vértigo mejor bajar por la senda desde el collado hasta el lago y volver a subir. Más tiempo pero más seguro.
Bueno, ya hemos superado el Paso de Orteig. El terreno, a continuación, es un pequeño sube y baja con algún nevero.



Llegamos a una loma desde donde divisamos el Refugio de Arrémoulit junto al bello lago del mismo nombre.

Abajo, junto al lago, el Refugio de Arrémoulit. Al fondo, el Balaïtous y las Frondellas
El Pico Arriel
Está en el fondo de un valle glaciar rodeado por un majestuoso circo montañoso dominado por los picos de Arriel, el Balaïtous, las Frondellas o el Palas. Un espectáculo.


Terminamos la bajadita hasta el pequeño refugio donde nos damos un pequeño homenaje con bocatas de jamón y fuet y cervecitas frescas.



Una hora que se pasó sin darnos cuenta de lo a gusto que estábamos.
Bien podía ser el final de la etapa pero no era lo previsto. En nuestro caso nos encontrábamos en poco más de la mitad. Por delante nos quedaba la otra mitad ... ¡ y qué mitad !. De modo que cargamos las cantimploras y reanudamos la marcha.
Desde el refugio, la HRP ofrece dos alternativas: rodear el macizo del Balaïtous por el norte, por el col de Palas y el port de Lavedan hasta el refugio de Larribet, o bien hacerlo por el sur, por la vertiente española y llegar el refugio de Respomuso por el collado y los ibones de Arriel. Ésta será nuestra opción.
Rodeamos el lago de Arrémoulit por la izquierda.

El lago de Arrémoulit con el Pico de Arriel y el Pequeño arriel detrás
La senda que nos subiría hasta el Col d'Arrémoulit desaparece bajo los neveros que continúan hasta casi el mismo collado. La nieve está blanda y hay algo de huella (los pinchos se quedan en la mochila).


En los tramos de más pendiente se pueden evitar los neveros haciendo el cabra por las las rocas que van estrechando el collado. A José Manuel se le dan muy bien estos terrenos y sube por la nieve chino-chano. Fernando tampoco se lo piensa mucho y hace lo propio. Yo soy más remirao y alterno la nieve con las rocas.


Llegamos al collado, paso fronterizo, y otro espectáculo se nos ofrece a la vista.

Col d'Arrémoulit (2.448 m.)
El macizo del Balaïtous y la cresta de las Frondellas al frente, enmarcando el ibón Alto de Arriel. Otra postal para el recuerdo.

El ibón de Arriel Alto y detrás el majestuoso Balaïtous, la Aguja Cadier y la cresta de las Frondellas
Toca bajar hacia el ibón y la bajada es de cuidado.

(by Fernando)
En esta cara no quedan neveros, afortunadamente, aunque los veremos más abajo, en los ibones. Seguimos las fitas que se van encontrando en la bajada entre grandes bloques de roca. En algunos momentos toca hacer uso de las manos.


Repasando los mapas y la guía, parece ser que desde el collado deberíamos haber localizado un sendero más alto escorándose hacia el suroeste y que acaba bajando hasta el desaguadero de este primer ibón. Nosotros seguimos las fitas e hicimos una bajada más directa, con la particularidad de tener que atravesar al final un gran nevero que se escurría hasta las heladas aguas del ibón.

De allá arriba venimos y atravesamos ese nevero

Una travesía arriesgada y no fue la única ya que los neveros continuaban alternándose por las laderas del lago y con buena pendiente. Un resbalón y acababas dándote un baño de agua fría.



(by Fernando)
El imponente Pallas (2.974 m.) y a la derecha el Batcrabère

Tras el ibón Alto, y dejando el del Medio a nuestra izquierda, llegamos al Bajo que rodeamos por la izquierda no sin antes atravesar el torrente que los comunica.


Tras unos momentos de duda buscando el mejor paso, J.Manuel y Fernando lo cruzan aguas arriba para seguir por una peligrosa pala de nieve.


Yo me lo pienso y me voy a buscar un paso aguas abajo. Mientras dudo si descalzarme para atravesarlo aparece una solitaria joven, que sale no se sabe de donde, y cruza el torrente en un plis-plas como una danzarina de ballet sin apenas mojarse. Me quedo atónito y cruzo yo también, eso sí, con menos gracia.
Tampoco ha sido para tanto.
Nos dirigimos hacia el desaguadero de los ibones que cae por el barranco de Arriel. La senda pasa a ser un bonito y cómodo camino empedrado.


(by Fernando)

Vista atrás desde el ibón de Arriel Bajo
Por la derecha sale otra que bajará hacia el GR-11 por el Paso del Pino. Nosotros la desechamos para seguir por el camino empedrado por la izquierda. Preciosas vistas del barranco de Aguas Limpias allá abajo, hacia el oeste el Soques, Garmo Negro, Tejau y Soba ...


... al frente el Garmo Carnicero con su cresta, el Pipós y el Musales.


La senda no tiene desperdicio. Va paralela al barranco de Aguas Limpias y al GR-11 pero a más altura.


Es estrecha y a veces toca salvar algún resto de avalancha que la tapa y algunos torrentes que se escurren por la ladera.


Cómoda de andar pero con buen patio por lo que hay que pisar con tiento.
Pronto divisamos la presa del Embalse de Respomuso, señal de que ya nos queda poco hasta el refugio.
Mi cabeza tiene grabada una palabra: CERVEZA. La veo cerca ...
En el último trecho de la senda aparecen tramos cementados de alguna contrucción derivada del embalse.


Acabamos enlazando con el GR-11 a la altura de la presa y de ahí al Refugio de Respomuso en un suspiro.


Impresionante el circo de Piedrafita al atardecer.

Embalse de Respomuso con los Picos de Campoplano,  Llena Cantal, Piedrafita y Tebarray
Llegamos casi a las 8 h. de la tarde, exhaustos pero felices y contentos después del etapón que nos hemos metido entre pecho y espalda.

(by Fernando)
Un detalle del guarda que nos dejó unos minutos más de agua caliente para ducharnos (la cortan a las 20h.). Una buena cena con cervecita y botella de Somontano. Charla con una simpática pareja de jóvenes montañeros y planes para mañana ... , pero eso será otro día, por hoy ya está bien. Toca, como suelo decir, hacerle sangre a la cama (buenas literas, por cierto), aunque esta noche tendremos concierto de afamados barítonos roncadores ... es lo que tienen los refugios.
Adéu.

El rincón floral


Viola arvensis

Resumen de la etapa:

Distancia : 21.8 kms.
Desnivel + : 1.375 m.
Tiempo total : 12 horas.
Altura máxima : 2.448 m.

1 comentario :

Dani Alcalá Almela dijo...

Menuda rutaza Paco & cia., los paisajes son brutales y empezar la etapa a los pies del Midi y finalizarla prácticamente en los del Balaitous... lo dicho, enhorabuena por la ruta y la experiencia.
Algunos puntos que nos muestras los hemos pateado recientemente, el Refuge de Pombie y alrededores para subir al Peyreget, y la subida desde Caillou de Soques por el hayedo y hasta el Col d'Arrious para subir al Arriel, buscando info de la ascensión a este último vi lo del Passage d'Orteig, menuda tela!!!

Un abrazo.