martes, 21 de enero de 2014

JAVALAMBRE DESDE LA ERMITA DE SAN ROQUE - CAMARENA DE LA SIERRA (18/01/2014)

A pesar de los malos pronósticos de la meteo para este sábado y para esta zona, allá que fuimos.
¿Quién dijo miedo?.
Las predicciones daban lluvia, frío y nieve. Y doy fe que acertaron de pleno.
La lluvia nos acompañó desde Valencia, no fuerte aunque sí incesante.
La nieve hizo su primera aparición en la carretera de acceso a Camarena de la Sierra, la TE-620, justo antes del Puerto de la Cruz (1507 m.), allí donde se toma el desvío hacia la estación de esquí. Era nieve recién caída pero Manolo puso las cadenas en su coche como precaución. Yo estuve a punto de hacer lo propio. Lo cierto es que, en la bajada hacia el pueblo, la nieve desapareció.
Dejamos atrás Camarena para acercarnos a la ermita de San Roque, junto a las instalaciones del balneario.


Un buen emplazamiento para empezar la ruta. Allí, en el porche de la ermita, nos terminamos de equipar para lo que nos esperaba. Chaquetas, chubasqueros, gorros, guantes, polainas etc... Hoy nada sobraba.


Con las primeras luces del día ya adivinábamos que vistas, lo que se dice vistas, brillarían por su ausencia. El cielo plomizo y la niebla se apoderaban de la sierra de Javalambre.
Comenzamos a andar por la pista (aquí coinciden el GR-8 y el GR-10) hacia el balneario. Lo dejamos atrás, así como el desvío hacia la fuente de la Blanquilla.


Llegaremos a otro cruce señalizado que ahora sí que tomamos. Dejamos el GR-8, que sigue hacia Riodeva y Villel, y nos quedamos con el GR-10 que va hacia Arcos de las Salinas. En el mismo poste indicador ya aparece nuestro primer destino, el Refugio de Rabadá y Navarro.


Hasta llegar al mismo sólo hay que seguir las marcas del GR por un bonito sendero que sube por la ladera de la sierra.
La lluvia no para y a la fiesta se apunta el viento. Empezamos bien. La "Sección Femenina" del grupo decide, con buen criterio, batirse en retirada. En el pueblo les aguarda el calor de la lumbre en casa de sus amigos del Hotel-Restaurante Esmeralda. Más de uno estuvo pensándose seguir sus pasos, pero, en este caso tiraban más ... dos carretas, o seasé ... la montaña.
Un primer tramo de ascenso junto al barranco de la Blanquilla nos deja en el Refugio. Una moderna instalación de la Federación Aragonesa de Montaña, que se ha ido ampliando en varias fases hasta su bonita estampa actual.


Allí, y a cubierto de la incesante lluvia bajo su porche, no dudamos en dar cuenta del almuerzo. Mejor lugar no íbamos a encontrar en toda la ruta.
Tras cargar las pilas y entrar en calor (nada mejor que el cafetito de Rafa, bautizado, por supuesto) proseguimos el ascenso.
Y hete aquí que, en esas, la lluvia da paso a la nieve. El espectacular sendero se adentra en la pinada y comienza a teñirse de blanco. A cubierto del bosque, de momento, la nieve es un verdadero placer para la vista. El decorado es de ensueño.





Conforme aumenta la altitud, la nevada se va haciendo más copiosa. El manto blanco se espesa por momentos.


Disminuye la visibilidad. Toca fiarse del GPS. El ascenso difiere con el recorrido del GR-10 y hacemos caso de las estacas pintadas de verde que sirven de guía para la famosa carrera Perimetral de Javalambre (la edición de este año será en Marzo).




Pues, como si de un juego se tratara, allí íbamos tratando de buscar los palitos. Pero lo bueno se acaba.
A partir de la cota 1.800m. salimos de la protección del bosque. Pasamos a la fase de ventisca. Los copos de nieve dejan de ser una "caricia" para la piel y los ojos y se convierten en proyectiles. Empieza a ser problemático encontrar las estacas que nos conducen a la cima del Javalambre.


La pendiente se ha suavizado allá arriba mientras salvamos el barranco de la Tejeda. A la derecha, las paredes de la cabecera de otro barranco , el de la Bellena (no os perdáis el Blog de Dani - Per Dalt y Per Baix).
Con un poco de intuición y con muy poca visibilidad damos un último arreón y alcanzamos nuestro objetivo. Llegamos a la cima de Javalambre (2.020m.).




Vértice geodésico, hornacina con crucifijo, caseta con antenas ... y un frío de cojones, con perdón.



Imposible permanecer ni un minuto. Mucho menos preparar la foto de grupo.



Visibilidad nula, ventisca. Mis manos a un paso de la congelación. De modo que no tardamos mucho en abandonar tan inhóspito lugar y tirar para abajo. Eso sí, con la alegría de haber hollado la segunda cumbre más alta de Teruel.
Para bajar seguimos hasta la antecima con las antenas (El Cerro de Javalambre) y continuamos por el nevado camino que hasta ella llega.




Son los dominios esquiables de la estación. Atravesamos dos pistas con cuidadín para no ser arroyados por los esquiadores. Y así llegamos al centro de la Estación, bastante animada con la que estaba cayendo.
Una vez allí, desde el aparcamiento, giramos a la izquierda para buscar la balsa con la que se surten la instalación y sus cañones. Desde allí iniciaremos un vertiginoso descenso por un amplio cortafuegos que más bien parecía otra pista esquiable.





Antes una breve parada, ahora sí, para las fotos de grupo, con un bonito decorado alpino de fondo.


Llegamos a la carretera de acceso a la estación.







La cruzamos para seguir bajando por la senda del GR-10 que nos conducirá de nuevo hasta el refugio.


El paisaje parece distinto al de hace unas horas. Todo ha quedado cubierto por un espectacular manto blanco.











Así lucía el cartel a la ida ...

... y así algunas horas después. tras la nevada.


Volvemos a terreno conocido y no tardamos mucho en estar de vuelta en la ermita de San Roque.
Aparece un tímido sol que atempera el cuerpo. Pero para atemperarlo un poco más nada mejor que una cervecita, una sopita caliente y unas chuletitas en Casa Esmeralda donde nos esperaban, felices y contentas, las desertoras del grupo.


Dicho con mucho cariño, claro. Lo bien que se lo pasaron ...


Pero nosotros, a pesar de los adversos elementos, también, Y MUCHO!!!.
Adéu.

Nota: para este reportaje me he abastecido de todas las fuentes fotográficas hábiles del grupo. Es decir, además de las mías (más escasas que de costumbre) cuento con las de Manolo M. y las de J.Manuel, cuyas manos soportaron mejor el frío que las mías.

Y un cariñoso saludo para todos ausentes del grupo en esta ocasión, en especial para el "lesionado" Fernando ... : " Tito Fer, ya está bien de tanta recuperación, no te vayas a pasar de rosca y vuelvas hecho un mulo ..." y la "lesionada" MªÁngeles : " Ánimo que ya te queda menos para volver a cantar en el karaoke " .
Un abrazo familia.






11 comentarios :

Dani Alcalá Almela dijo...

Jo, a medida que iba leyendo el repor, un frío intenso entraba más más en mi cuerpo, ¡¡¡si casi se me congelan las manos a mi también!!! jajaja.

Muy buena aventura Paco, ¡¡¡y gracias por hacerme publi!!! jejeje.

Un saludo.

Merche dijo...

lo mejor del dia fue la compañia.

paco domingo dijo...

Hola Dani.
La verdad es que yo, con el frío, siempre sufro con las manos. Y no es por ir mal equipado.
Realmente estuvo muy chula a pesar de la ventisca.
Y publi, lo que se dice publi, no creo que la necesites. Ya eres un REFERENTE en la montaña.
Un abrazo.

paco domingo dijo...

Hola Merche.
Cómo lo sabes ...
Lo mejor, la compañía. Y si está Merche ... mucho mejor.
Un beso.

franclips dijo...

Hola:
Espectacular ruta y por lo que veo acertado día para realizar esta "aventurilla" montañera.
Las fotos hablan por si solas. La cima del Javalambre todo un reto en estas condiciones.
Lástima que no se apuntaran las desertoras.
Un saludo

Manolo Moliner dijo...

¡Que palique!¡Que envidia!
Buena ruta

Anónimo dijo...

Quina ràbia perdre'm la ja clàssica etapa de neu. M'alegre molt per vosaltres, que sou uns Amundsen, mentres que jo, si haguera anat, hauria sigut un Scott (allí m'hauria quedat, enterrat en la neu). Espere vore-vos prompte. Mentrestant disfrutaré del teu blog.

paco domingo dijo...

Hola Frank .
Un placer conocer tu blog y saber que coincidimos en muchos "amores".
Gracias por tus comentarios y seguiré tus andanzas por las maravillosas montañas de Catalunya.
Una forta abraçada.

paco domingo dijo...

Gracias Manolo.
Aunque tú paliqueas con las fotos, maestro.
Un abrazo y hasta la próxima.

paco domingo dijo...

Hola Tito Scott !!!
Ya tardas en volver del Polo chavalote!!!
Y tranquilo que seguro que habrá más nieve y allí estarás con nosotros para pisarla.
Un beset a la Tita Kathleen !!! y un abrazo para ti.

Javi Nieto dijo...

Hermosa gala vistiendo Javalambre, así debería ser siempre. Bonitas fotos demostrativas de un invernal ascenso.

Hasta otra compañeros