miércoles, 19 de diciembre de 2012

GR-7 (21) ELDA - EL PINÓS (15/12/2012)

Esto se acabó.
Llegamos a El Pinós. Ya puedo decir que he sendeado toda la Comunitat desde Fredes a El Pinós. Ya no queda más GR-7 que pisar a no ser que tires hacia Cataluña o hacia Murcia (tiempo al tiempo...).
Aunque, para un "purista" del GR como yo, esos 4 kilómetros desde El Pinós hasta Murcia que quedan por pisar, son como un grano en el culo y no paro de rascarme...Bueno, ya caerán. Aunque sea en bicicleta...Lo dejaremos como una anécdota y un recordatorio de que el GR-7 siempre estará ahí, esperándonos. Para volver a él, cruzarlo, rozarlo o transitar alguno de sus tramos.

Para allá que vamos ... (by Fernando)

Respecto a la última etapa (en nuestro caso desde la Ermita de los Dolores de Elda hasta El Pinós) no me voy a extender mucho. Poco atractiva en lo paisajístico. Monótona. Sin un metro de senda, como comenta en su guía nuestro querido Estéban Cuéllar. Todo pistas y asfalto por el típico paisaje semiárido de esta parte de Alicante. Casas de campo, viñedos, campos de almendros o de olivos. Lomas redondeadas con algunos pinares. Aldeas. Chalets, muchos en venta a la espera de algún futuro residente quizás extranjero. La implacable crisis deja su firma. Ciclistas, decenas de ciclistas por el camino.

Ya van quedando pocas palas como ésta en el camino...

Amanece en la Ermita de los Dolores (Elda)

Elda con la Silla del Cid y el Maigmó como telón de fondo

Volviendo la vista atrás...


¡ Dejen paso señores...!

Esto parecía el Tour de France

Cantera acondicionada como área recreativa

Almuerzo en la Ermita construida entre los años 1.998 y 2.000 por la familia Alvillar-Tribaldo dedicada a la Virgen Guadalupana (patrona de México) en las Casas del Collado
Casas del Collado de Victoriano

Cuevas de la Zafra

Tierras de viñedos...

...por caminos asfaltados.
Monumental pino camino de las Casas del Señor



Casas del Señor
Vistas hacia el norte

Placa dedicada por el Ayuntamiento de El Pinós a nuestro querido GR-7


Paraje de la fuente en la aldea de Les Encebres
Ya tenemos a la vista ...

...el pueblo de El Pinós. Fin de trayecto.

Todo ésto aderezado con una templada mañana, el equipo del GR casi al completo y un ritmo de escándalo. Sería porque nos esperaba un fin de fiesta gastronómico que, a la postre (y nunca mejor dicho) resultó lo mejor de la jornada.
Un fin de fiesta en el muy recomendable Racó de Pere y Pepa (excelente relación calidad-precio y buena atención y servicio), que os paso a relatar a continuación:
1) El calentamiento.
Unas cervecitas en su soleada terracita haciendo tiempo para lo que se avecinaba. Es lo que tiene cuando te adelantas al horario previsto.
2) Empezamos la travesía.
Rotundas aceitunas negras del país y sobrasada de primera para untar.
3) Comenzamos a subir por la ladera.
Zigzagueamos por la pendiente entre una deliciosa y muy conseguida ensaladilla de merluza. 
Continuamos el ascenso respirando hondo con unas virutas de jamón ibérico sobre cama de patatitas y pimientos de Padrón.
El grupo se estira y aflojamos el ritmo cuando llegan los rulitos de foie-gras con compota de higos.
Hacemos la "parada del hijoputa" (los senderistas titulados sabéis a lo que me refiero) y cuando llegan los rezagados nos lanzamos sobre la fritura de la casa, con su calamarcito de playa y las croquetas de bacalao y de jamón.
Un último esfuerzo antes de la cima para degustar un original pulpo gratinado al allioli. ¡Espectacular!.
4) Llegamos a la antecima donde nos espera un caldero de gazpachos marineros de "toma pan y moja".
5) Vértice geodésico con un espectacular arroz caldoso con conejo, caracoles y trufa.¡Vaya vistas señores!. Los amos del mundo...
6) Ahora toca la bajada. Andamos bajos de azúcar y llegan en nuestra ayuda sendas bandejas de repostería casera, con un hojaldre con crema y chocolate para morirse, fruta peladita y la tembladera de huevo y azúcar al golpe de calor en su espejo de caramelo.
7) Fin de etapa y  estiramientos. Agotados por el esfuerzo hubo que recurrir al café y a los dedalitos de orujo.
8) Para asimilar tal esfuerzo nos pusieron unas cantimploras con el estupendo vino de El Pinós Laderas de El Sequé con uvas Monastrell y Syrah (Bodegas Artadí).
Acabamos la ruta como unos verdaderos campeones y sin GPS ni puñetas. Y todavía tuvimos tiempo de hacer el gamberrete y posar para la posteridad de aquesta guisa bajo la atónita mirada de lugareños y transeuntes.


... ¡Qué!...¿Seguimos? (by J.Manuel)

Menos mal que los chóferes (sorteados ante notario previamente) no se excedieron con las cantimploras y acudieron al rescate tras la performance taxística Pinós-Elda, y consiguieron devolvernos a casa sanos, salvos y más contentos que unas pascuas.
La ocasión lo merecía.



Como lagartijas al sol

Gazpachos marineros

El arroz con conejo, caracoles y trufa

Un detallito para J.Manuel, el alma mater del grupo...

...con dedicatoria, por supuesto.

¿ Aixó que val ?...¡Aixó ho paga Bego!...será por pasta...
Exhaustos y felices tras la dura jornada (by Manolo M.)

Reconozco que tenía ganas de terminar el recorrido, de completar el GR-7 a su paso por la Comunitat. Tras 21 etapas hemos llegado al final. Porque así lo hemos decidido. Porque ese era el objetivo. Tenía ganas de llegar a El Pinós. De finiquitar esta aventura que empezó aquel 26 de Febrero de 2011 camino de Fredes. Hoy, habiendo pateado nuestras tierras de norte a sur, y tras poco más de 600 kms. siguiendo las pinturas blanquirrojas, me siento muy a gusto conmigo mismo. He superado un reto.
Tenía ganas de terminar...pero no es cierto. Menos mal que podré echar mano de este diario para recordar esta travesía de vez en cuando y volver a ver las fotos, los vídeos, los tracks (¡qué bien luce esa larga línea negra en mi mapa!).
Ahora toca buscar otros retos, otros objetivos, otros proyectos que nos enganchen tanto o más que éste.
Y en ello estamos...

4 comentarios :

Toni Duarte dijo...

Plas,plas,plas, os aplaudo porque lo merecéis,sois unos fenómenos.
Para rematar esa pedazo de comilona como no podía ser de otro modo.

Un abrazo!!!

Mari y Jose dijo...


Paco, Mari y Jose os felicitan a todos por conseguir vuestro G-R 7, de verdad como dices en tu cronica a nosotros nos paso igual, no sabes si alegrarte o no. Sendas nuevas, amigos, y montañas quedan, asi que a disfrutarlas cada sabado.Un saludo y Feliz Navidad a todos.

Anónimo dijo...

Enhorabona, Paco, per alcançar l'objectiu i per les teues cròniques que ens han fet gaudir a tots. Només espere poder emular algun dia les teues conquestes i acabar el GR 7.
Un abraç.
Fernando Aldomar.

paco domingo dijo...

Gracias familia...
Sin vosotros no haría lo que hago.
Un abrazo.