martes, 11 de diciembre de 2012

DOS BISES EN UN PUENTE (06-08/12/2012)

Bis, como adverbio: Cosa que está repetida o que debe repetirse.
Puente: Día en que no se trabaja (los afortunados que trabajamos) por estar entre dos festivos.
Pues lo dicho...
Con cuatro días de asueto (o casi...) por delante se corre el riesgo de caer en las garras del consumismo prenavideño, perjudicial para los bolsillos o en el anquilosamiento físico-anímico, perjudicial para la salud. Para evitar ambas tentaciones nada mejor que alejarse de ellas y tirarse al monte. Sólo falta un ofrecimiento y una invitación para que uno, fácil de engatusar y convencer como el menda, salga despedido y se largue a la montaña sin pensárselo demasiado.
Tampoco fue para tanto, tan sólo una salida extra a añadir a la ya habitual sabatina.
Lo curioso del caso es que las dos eran bises. Dos rutas que uno no se cansaría de repetir por lo menos un par de veces por temporada.
La primera fue fruto del ofrecimiento para enseñar uno de los parajes más bonitos de nuestra comunidad, la sierra del Bernia, a un par de compañeras de trabajo que se inician en esto del senderismo y a otra, ya veterana en estas lides y que tampoco había tenido la ocasión. El marco elegido no podía ser más atractivo. El PR-CV 7, uno de los más espectaculares de nuestras tierras, sin la menor duda. Una circular que rodea la sierra de Bernia y que nos depara alguna sorpresa, el paso por el Forat, y nos regala verdaderas postales de la costa y la montaña alicantina. Una senda con mucha historia y leyenda que nos llevará por un par de fuentes, el antedicho Forat, el Fuerte del Bernia, el pas dels Bandolers, rodeando la majestuosa sierra con su perfilada cresta siempre a la vista. En esta ocasión no hubo ascenso a la cima, hoy no tocaba. Pero uno no paraba de recordar aquel día, no muy lejano, en que la subí por primera y única vez (por el momento).    El Bernia por el Portixol (11/02/2012).
Una ruta sin ninguna dificultad, menos de 10 kms., entretenida y que dejó un grato recuerdo a mis acompañantes, MªÁngeles, Lorena, Marian y Pablo, y por supuesto a mí. Y que, como en aquella ocasión, se remató con una buena comida en Beniarbeig (¿qué tendrá ese cous-cous del Bar Coratge de Beniarbeig...?).
Ahora las fotos:

En la Font del Bernia

Subiendo hacia el Forat,  junto a un arce granatense
Vistas desde la umbría del Bernia: la Lloma Llarga y el Tossal del Aspre.
Al fondo el Montgó y a la derecha el cabo de La Nao.
Continúa la subida
Marian, MªÁngeles y Lorena en la entrada del Forat
Las vistas a la salida del Forat, con la bahía de Altea, la Serra Gelada y Benidorm
El Puig Campana, el Ponoig y el Penyó desde el Forat
Paco, Lorena, MªÁngeles, Marian y Pablo

                              
    Panorámica móvil desde el Forat. Bahía de Altea, Serra Gelada, Benidorm, Puig Campana, Ponoig, Penyó y Sierra de Aitana




Vuelta a la sierra por la solana
El Bernia y su cresta desde el Fort
En el Pas dels Bandolers, al fondo Tárbena
Aitana en el centro, la Serrella, el Plá de la Casa a la derecha y la Serra de l'Aixortá

La segunda ruta cayó el sábado como resultado de la invitación (la carne es débil...) de Fernado y Ximo. Habituales compañeros en la montaña y amigos dentro y fuera de ella. Y es que los chicos tenían pendiente alguna etapa de nuestro querido GR-7 y aprovechan estas ocasiones para recuperarlas (ya se pueden dar prisa porque el próximo sábado lo finiquitamos...jejeje). Hoy tocaba hacer el tramo entre Culla y Vistabella. La mitad de lo que hicimos en nuestra casi maratoniana etapa allá por Mayo de 2011.
GR-7 Etapa 5 Culla-Villahermosa del Río (21/05/2011).
20 kms. por los espectaculares parajes del Alt Maestrat, recomendables siempre. Por sus empedradas sendas, sus viejos mases, el imponente Penyagolosa, barrancos y prados de montaña, carrascas, sabinas, y algún enebro milenario, ermitas y dos preciosos pueblos. Y ... frío, mucho frío (todavía no me lo he quitado de encima). Y la encantadora Isabel. Y la sopa calentita en Vistabella.
Y las fotos (hoy poquitas debido a un fallo...digamos "técnico"):


Saliendo de Culla pasamos junto a estos gallineros excavados en la roca
La bajadita que nos espera hasta el cauce del Monlleó. Arriba  a la izquierda la silueta del Penyagolosa.
En el centro el Mas de la Bassa d'En Ponç


Arriba Fernando y abajo Ximo junto a un enebro milenario

Los prados del Mas de Campos y al fondo la muela de Culla
Panorámica desde la pista del Boi

Uno de los fósiles en la fachada de la ermita de Sant Bertomeu de Boí
El trío junto a la ermita de Sant Bertomeu de Boí
La próxima semana...más.
Adéu.


2 comentarios :

Dani Alcalá Almela dijo...

Joer Paco, "d'una punta a un altra" jajajaja.

Dos grandes rutas, diferentes entre sí, pero ambas espectaculares.

Un abrazo.

Jose dijo...

Hola Paco
Estás que te sales!!!! De una punta a la otra totalmente contraria.
Dos rutas muy guapas, conozco la primera y es espectacular, la otra también tiene muy buena pinta.

Un abrazo
Jose
TROTASENDES BENICALAP