martes, 8 de mayo de 2012

LA SILLA DEL CID - EL CID Y SU SIERRA DESDE PETRER (05/05/2012)

Volvemos a Alacant, esta vez para recorrer una de sus sierras más emblemáticas y queridas por sus habitantes, a la vez que desconocidas para muchos de nosotros...los del norte, me refiero. Será porque la encontramos lejana y poco "publicitada" pero después de descubrirla y visitarla uno tiene otra percepción.
Lo de lejana es relativo, en hora y media estás a sus pies. Lo de poco "publicitada" quizás sea debido a que no suene tanto como Aitana , Bernia o el Puig Campana y  quede como en segundo plano. Los que tengan el placer de descubrirla, como un servidor, ya se nos encargaremos de darle la propaganda que, sin duda, se merece.
La sierra del Cid, anclada entre la Foia de Castalla, el Alacantí y dominando el valle del Vinalopó, tiene dos cumbres bien definidas. La Silla del Cid (1152m.), al norte y el Cid (vértice de 1102m.).

La Silla del Cid vista desde el Cid
Además de estas dos cimas, la sierra presenta dos caras totalmente diferenciadas. La vertiente noreste, muy abrupta y escarpada, y la cara de poniente que se extiende más suavemente hacia Elda y Petrer al oeste y el valle del Vinalopó al sur.
¿Ya estamos situados?... pues ¡al ataque!.
Varias son las vías de acceso a lo alto de la sierra. Tres PRs nos conducen a ella: el PR-CV 36 desde Petrer (al oeste), el PR-CV 29 desde Xorret de Catí (al norte) o el PR-CV 325 desde Novelda (al sur).
Nosotros optamos por ascender desde Petrer.
Valencia (A-7), la Font de la Figuera (N-344),  Autovía de Alicante (A-31), salida Petrer sur.
Ya desde algún kilómetro antes de llegar a Petrer se divisa la inconfundible silueta de la Silla del Cid. Nunca la toponímia estuvo tan acertada para dar nombre a una montaña.
Tomamos la vía de servicio hasta la rotonda, cruzamos la autovía, giramos a la izquierda paralelos a la misma y enseguida sale una carreterilla que nos conduce al punto de inicio. El PR-CV 36 comienza aquí (hay cartel y señales), pero mejor evitarse unos kilometrillos de nuestro amigo el asfalto. La carretera nos deja en la casa-cueva forestal. Buen lugar para aparcar y comenzar la ruta.
Una cadena cierra el paso a los vehículos cuando empieza la pista. A la derecha, un poste nos indica el sendero de ascenso.

Comienzo de la senda de ascenso
Nos esperan 3,3 kms. de ascenso para superar 510 m. de desnivel hasta la Silla del Cid. La senda mulera zigzaguea entre la pinada sin dar respiro hasta llegar al espolón donde se suaviza un poco. Tenemos la cima a tiro.

La cima a tiro desde el espolón
El sendero empedrado nos la sirve en bandeja. En poco más de una hora estamos en lo más alto de la sierra. La Silla del Cid, se merece algo más que un montón de piedras en su cima. No se, un poste, una bandera, un pilón, una cruz, algo más llamativo que un simple montón de piedras.

Fernando, J.Manuel y el menda en la Silla del Cid (1152 m.), detrás queda Petrer y Elda
Menos mal que las vistas consuelan sobradamente.

Vista al norte desde la cima
Unos preciosos 360º con casi toda la montaña alicantina a la vista.

                          
                                         Panorámica móvil desde la Silla del Cid con la canal final de la vía ferrata

Aunque lo más impresionante de la cima sea su cara norte que se desploma en picado, allí donde acaba una vía ferrata para disfrute de escaladores. Nosotros somos más de andar sobre seguro, pero no deja de asombrarnos la vista de los escaladores culminando sus ascensión.

Un último esfuerzo y ... ale hop !!!!

Un breve descanso y a continuar. A la vista tenemos la cima del Cid, una antena la delata, nuestro siguiente objetivo. Justo en la cima dejamos el PR-CV 36 para seguir ahora en el descenso el PR-CV 29, que coincide también con el PR-CV 6.6. Un breve pero vertiginoso descenso desde el pico nos llevará hasta el paso del Contador, punto por el cual acceden a la cima estos dos PRs que vienen desde el albergue o refugio de la Rabosa.

Volviendo la vista atrás

Parte de la cresta recorrida y el sendero
Tiene muy buena pinta esa subida por lo que podemos apreciar.
Justo en el paso del Contador, soleado y a resguardo del viento decidimos almorzar.
Cubierto el duro trámite, seguimos avanazando.
Se presentan dos opciones, una senda más definida que se dirige hacia el Cid o bien otra que llega al mismo punto pero bordeando toda la cresta este de la sierra.

El sendero de la cresta
La segunda es, definitivamente, la mejor opción. Nos regala unas vistas inmejorables del "todo Alicante".

Postal al norte
Hay que acercarse a todos los miradores que estos puntales nos ofrecen. A destacar la presencia de placas, cruces y pequeños recordatorios de gente que ha perdido la vida en estas paredes o sencillamente que sienten un gran amor por esta montaña.
El senderillo es una verdadera maravilla. En su punto más estrecho rodea la loma dels Xaparrals por el este antes de volver a enlazar con la pista más definida que nos subirá hasta la cima del Cid. Y vaya subidita la que nos espera.

Al fondo la última subida hasta el Cid
Esta cima del Cid tiene lo que le falta a la Silla, incluso en exceso. Caseta, larga antena, vértice geodésico, pararrayos, ornacina con una virgen, cajita con libro de visitas y las inevitables pintadas.




Cima del Cid (1102 m)
Os describo un poco las vistas que nos ofrece:
Al norte y por orden de proximidad: el Maigmó, la Penya Migjorn, el Cabeçó d'Or, la cima del Puig Campana, el Ponoig y más a lo lejos Aitana.


Al este: a sus pies, les Mamelles del Cid y todo el Campo de Alicante con sus balsas de riego, Agost, San Vicente del Raspeig, Alacant e incluso Benidorm y su isla.

Panorámica noreste
Al norte: el valle del Vinalopó, Monforte del Cid, Novelda, Aspe, Elche y el Fondo, la costa de Santa Pola, distinguimos Tabarca e incluso el cabo de Palos.
Al oeste: y más visible a lo largo del descenso, Petrer y Elda, Monóvar y la sierra de Crevillente.
Todo un lujazo para nuestra vista.

                          
                                                     Panorámica móvil desde la cumbre del Cid

Departimos un ratito con un buen hombre del lugar que sube aquí de vez en cuando para mantener la memoria de su padre y cuidar una inscripción recordatoria a la vez que saboreaba un puro como homenaje. Un tipo singular, sin duda.
Volvemos sobre nuestros pasos para enlazar inmediatamente con un senderillo que sale a la izquierda y nos baja directamente hasta dejarnos en una pista más ancha por la que transitamos un trecho.

Final del primer tramo de bajada desde el Cid

Cara sur de la Silla desde la bajada del Cid
A la derecha el barranc Santo. Cruzamos una carreterilla y continuamos rectos por la pista. La abandonamos más adelante por la derecha (ojo a este punto).

Senderillo de bajada
Otra senda nos sigue bajando hasta llegar al lecho del barranc del Sit. Lo cruzamos junto a unas balsillas tapizadas de plástico en lo que parece alguna propiedad particular (pintada en el suelo). Al cruzar al otro lado comprobamos la ladera opuesta salpicada de cuevas, algunas cerradas con puertas lo que da a entender que alguna actividad humana se desarrolla en el barranquillo.

El barranc del Sit tras cruzarlo

Fernando y J.Manuel bajo uno de los bordes de la Silla
Esta nueva senda acaba saliendo a una pista asfaltada a la altura del Pouet del Pi de l'Aire. Una escalerilla nos conduce hasta el pozo (comprobamos que tenía agua).

Pouet del Pi de l'Aire
Justo detrás hay que seguir la senda, poco transitada por lo que se aprecia, que termina por rodear a media altura la Silla del Cid (otra mirada diferente a esa mole) para enlazar al final con el PR del inicio. Y sanseacabó.

En la cima del Cid (by J.Manuel)
Cinco horitas y media para recorrer en su integridad esta maravilla.
La verdad es que deja un grato recuerdo a pesar de su exigencia.
Dar las gracias a J.Manuel por el curro que se pegó para diseñar la segunda mitad del recorrido por estas sendas poco pisadas aparentemente y que nos pemitieron dar una vuelta completa a la Sierra del Cid.
Una segunda visita parece obligada a la vista de las posibilidades que se nos ofrecen para alcanzarla y recorrerla.
No os la perdáis...please!!!.










8 comentarios :

Jose dijo...

Hola Paco
Que buena pinta tiene y que vistas tan chulas y esa ferrata uummmm!!!

Un saludo
Jose
TROTASENDES BENICALAP

paco domingo dijo...

Si no la conocéis ponedla en la lista. Vale la pena.
Pero no en verano.
Lo de la escalada, en mi caso, como que no...
Lo mío es pisar sobre seguro, más o menos ¿no?...
Gracias Jose.
Adéu.

Dani(Ayvoy!!!) dijo...

¡¡Menudas vistas!!
Muy buena ruta,me la apunto,y la ferrata también.

Un abrazo.

paco domingo dijo...

Desde luego que sí Dani.
No te defraudará y si subes por la ferrata mejor todavía.
Adéu.

acelobert2010 dijo...

A veces,desde Valencia, parece que solo tengamos ojos en Alicante para las montañas de la Marina y el Comtat y cada vez me llevo más sorpresas con algunas de estas montañas del interior de la provincia.Muy buena la descripcion y las fotos y las panorámicas, además de la labor del reconocimiento del paisaje, algo que personalmente a veces me obsesiona. Salut i montanya.

paco domingo dijo...

Gracias por tus comentarios, Paco.
Creo que soy un aprendiz todavía en esto de la montaña. A la hora de reconocer e identificar nuestra geografía nada mejor que haberla pisado.
En este tema tengo mucho que agradecer a J.Manuel Roca y su grupo (Rocacoscolla) que me acogieron en su momento y,por supuesto, al resto de blogueros como vosotros por la estupenda labor divulgativa que realizáis.
Un abrazo.

Vicente Jose dijo...

Hola que tal, mi nombre es Vicente y soy de Elda y queria felicitarte por la gran cronica que has hecho sobre mi querido Cid, llevo algun año que os sigo un poquito, desde mi grupo de montaña Annapurna os agradecemos todo ese esfuerzo en dar publicidad a esta gran montaña y si alguna vez volveis y quereis que os acompañe no teneis mas que decirmelo, os dejo el face de mi grupo y felicidades por ese gran grupo que teneis.

http://www.facebook.com/pages/ANNAPURNA-GRUPO-DE-MONTA%C3%91A-ELDA/185912196218

Anónimo dijo...

De todas las montañas que he subido sin duda esa es la peor, tambien tengo que decir que estabamos haciendo un examen y no disfrutas tanto porque llebamos un peso en la mochila la hicimos en mayo para mi y muchos de mis compañeros ha sido la peor, no me llebo un buen recuerdo de ayi la subida fatal la bajada tambien nos perdimos se nos sumaron 9 horas caminando y encima ya suspendida que eso aun te desmotiva mas, soy de un pueblo de valencia Chera es un parque geologico tiene muchas rutas y muchos lugares por descubrir