lunes, 23 de enero de 2012

JAVALAMBRE BIS (21/01/2012)

Una jornada invernal para disfrutar, montañera como pocas, bella y dura.
Dureza incrementada por la nieve, presente en toda la ruta. Y nosotros que pensábamos que, con un poco de suerte, pillaríamos algún rodal de la nieve caída entre semana...Ya lo creo que la pisamos, ya...Solamente durante 18kms, jejejeje. Y en algunos tramos hasta las rodillas.
Ale! abrigarse bien, que comenzamos...
Con los primeros rayos de sol apareciendo por nuestras espaldas llegamos a Sarrión. Temperatura exterior 0ºC. Podría ser peor. Nos encaminamos al Polaco Pescater. Aparece la nieve en la carretera. Abrimos huella sin problemas. Suerte de ir en un único coche, 4x4. La vuelta será otro cantar, pero no adelantemos acontecimientos...
El Polaco... helado, como deben estar sus paisanos centroeuropeos.

El Polaco helado

Dejamos el coche al cobijo de una bella sabina. Nos tapamos hasta las cejas y a la vista del blanco paisaje todo hace presagiar que nieve va a haber. Ya lo creo que sí. Comenzamos a andar por la pista de en medio en ligero ascenso. Pronto estamos junto a los paneles informativos de las trincheras y demás fortificaciones del barranco de la Hoz. Como ya las conocíamos las ignoramos y seguimos hasta los corrales de la Laguna.
Corral de la Laguna

Los atravesamos y seguimos por la pista en ligero descenso. Al poco desechamos un cruce a la derecha (nos llevaría a la fuente del Enebro, también conocida). Seguimos bajando hasta el siguiente cruce que tomamos a la izquierda. Cruzamos el barranco de la Hoz para seguir por la pista de la Sierra. Ni que decir tiene que la pista es una alfombra de nieve. Por momentos el grosor de la blanca capa va aumentando y cuesta ir abriendo huella. Cierto es que en la ingrata faena de ir delante hincando las botas y marcando el camino, nadie se escaqueó. Todos pusimos de nuestra parte.
Conforme vamos subiendo las vistas ganan en belleza. A nuestra derecha y a lo lejos divisamos los corrales de Redón con el ganado ramoneando a su alrededor. Las terrazas de cultivo cubiertas de nieve nos dejan una bonita postal.

Corrales de Redón

Aparece ante nosotros un precioso vallecillo. Allí se abre el barranco de la Zarzuela con su fuente, su abrevadero y su corral. Un buen lugar para reponer fuerzas si no fuera por un molesto y gélido viento que hizo acto de presencia. La fuente estaba helada y el abrevadero parecía una estrecha pista de patinaje, como pudo comprobar Toni.



Fuente de la Zarzuela

Decidimos remontar la ladera de enfrente, ya dominada por la presencia del Javalambre Bis, buscando una mejor ubicación para almorzar. Un enebro de buen porte nos protegió del viento. Faltó el vino pero no el café calentito de Rafa que nos reconfortó un montón. Y menos mal porque la subida al Javalambre Bis iba a ser  durilla. Mejor le quito el diminutivo. Dura, dura (Dura Bis).
El nombre de Javalambre Bis tiene su aquel (desconozco quién lo bautizó). Debe de ser para diferenciarlo de su hermano gemelo, vendido a la civilización y colonizado por antenas y remontes para disfrute de los amantes del esquí. El Bis permanece salvaje, intacto, tan solo marcado por el vértice geodésico que culmina su cima.
Pues a él que nos dirigimos. Alcanzamos primero un colladito a sus pies con algunos mojones semicubiertos por la nieve. A partir de ahí, y sabiendo el objetivo, cada uno buscó la subida más cómoda. La nieve tan pronto era dura y compacta como blanda que te hacía hincar las piernas hasta las rodillas. Tan pronto ocultaba rocas como camuflaba cojines de monja o sabinas rastreras. Era una lotería. Y así, poco a poco, fuimos superando el desnivel. Fue un alivio encontrar, casi en la cima, una pedrera sin nieve; antesala de la cumbre.
Las vistas desde lo alto fueron lo mejor del día. Lástima del fuerte viento que nos helaba hasta la médula.
Enfrente apareció el hermano gemelo con sus antenas y los remontes en plena actividad. Aquí, sin embargo, reinaba la paz y el silencio (bueno solamente se oía el rugir del cierzo).

En el Javalambre Bis (al fondo el hermano con las antenas)

Fotos de rigor. La de grupo costó lo suyo con la amenaza de congelación de los dedos de J.Manuel.

Panorámica desde el Javalambre Bis
Los 5 en la cima aguantando la gélida ventolera (by J.Manuel)

Como apetecer no apetecía mucho, no permanecimos más tiempo en este congelador y raudos y veloces descendimos con el barranco de la Dehesa a la vista. Y para allí que fuimos.
El barranco nos recibió con nieve hasta las rodillas.

Rafa bajando del Javalambre Bis

Hubo quien aprovechó esta almohada para hacer la croqueta.

Rafa y su intento de croqueta

El barranco con su vestido blanco era realmente bonito.


Barranco de la Dehesa
Y así continuamos bajando poco a poco hasta que se abre a la altura del corral de Santiago. Aquí los campos de cereal acumulaban dos palmos de nieve, aunque la imagen de los 5 caminando por ellos era realmente preciosa.

A la altura del corral de Santiago
Nos volvimos a encajonar en el siguiente barranco, el del Tajo. Aquí la vegetación espinosa de los rosales silvestres y las zarzas, combinada con la persistente capa de nieve hizo más dificultosa, si cabe, la  marcha. Pasamos junto a la fuente y abrevadero del mismo nombre, helada por supuesto. Y en los abrigos rocosos próximos nos encontramos con una paridera (recuerdo los relatos y anécdotas de Pascual Paricio, que nos guió por estos lares en una anterior visita).


Arriba Vicente y J.Manuel, abajo Toni en el abrevadero helado de la fuente del Tajo
En la confluencia de este barranco con el de la Hoz nace una senda por la ladera izquierda que nos elevará hasta los corrales de la Laguna de nuevo. Este fue el tramo con menos nieve.
Una vez en la pista pronto llegamos al Polaco Pescater que seguía, como no, helado.
Unas chuches y unas galletitas y al coche.
El regreso hasta Sarrión fue otro cantar. El paso de algunos vehículos había compactado la nieve convirtiéndola ,con estas temperaturas, en hielo. Verdaderas placas de hielo, más persistentes en las umbrías. Esto hizo que, a pesar de la precaución, el coche me patinara. Fue imposible controlarlo y ,por suerte o milagro, impactamos contra la pared de roca de la derecha. A la izquierda nos esperaba una caída importante hasta el barranco. El coche giró 180º y pude detenerlo. A partir de ahí y gracias a la colaboración de mis compañeros (ni ellos podían mantener el equilibrio fuera) poco a poco fuimos evitando el hielo y pudimos regresar hasta el pueblo. En fin, lo que podía haber acabado en tragedia quedó en un buen susto. Podemos contarlo.

Faena para el chapista
Agradezco profundamente a Vicente, Rafa, J.Manuel y Toni su esfuerzo por guiarme para salir de esa trampa helada.
Después de esta experiencia solo puedo recomendaros mucha precaución. No os olvidéis de las cadenas. La carretera puede resultar mucho más peligrosa que la montaña. Sobre todo en invierno.
En fin, una más para contar.
La próxima semana tenemos una cita con nuestro viejo compañero...el GR-7. Allí estaré para contarlo.
Adeu.


8 comentarios :

Andres dijo...

Hola, ahora ya se de quien eran las huellas que encontre el domingo subiendo al javalambre bis, de un dia para otro se ha fundido bastante nieve pero aun asi fue totalmente integra de nieve. Yo no lleve hasta la charca de polaco pescater el coche ya que el mio no es todoterreno y me las venia venir, lo deje una media hora andando antes de llegar a la charca, un saludo y veo que disfrutasties de la ruta tanto como yo

Angel Salom dijo...

Jodó Paco, cómo os lo montáis. Menuda nevada pillásteis!!

Para otra vez, raquetas para las 'patas' y cadenas para las ruedas ... ¡precaución pleasssse!

Saludetes!

paco domingo dijo...

Pues sí Angel, tienes toda la razón. De todas maneras disfrutamos como críos.
¿A que sí Andrés?.
Un saludo y mucha cabeza.
Adeu y gracias.

Anónimo dijo...

Bonitos paisajes.

paco domingo dijo...

Por primera vez he tenido que eliminar un comentario en mi blog. Hasta ahora todo habían sido buenos modales y reseñas agradables, pero un "anónimo" Marcos ha tratado de dar lecciones, a propósito del inevitable y desgraciado accidente (por suerte,sin apenas consecuencias) y criticando nuestra manera de actuar, llegando incluso a decir que la culpa la tenía el "organizador" y que no debía de haberla hecho. Esto demuestra su total desconocimieto del funcionamiento de nuestro grupo y quizás también su desconocimiento de la montaña.
Ha topado con gente que tiene el "culo pelao" ya de años caminando por nuestras montañas, gente con experiencia, y sobre todo, gente que ama profundamente la montaña...
Amigo Marcos, te deseo lo mejor, pero los comentarios inoportunos, en mi blog....SOBRAN.
Atentamente.

Anónimo dijo...

Hola.
Seguramente borrarás este comentario tambien, pero tengo que decir que yo leí el comentario y no me pareciera que dijera nada ofensivo ni con malos modos como se desprende de tu respuesta.

Simplemente expresaba su opinión y las críticas hay que aceptarlas y no solo las que nosotros queramos,sino todas.

Si alguien expresa una opinión contraria a la tuya deberías aprender de ella e intentar comprender por qué opina de manera distinta, a no ser que tengas el "culo pelao" en todas las facetas de la vida. Un poco de humildad, por favor.

¿Ves?, Andrés sí que fue más precavido y no se metió, por lo tanto no se arriesgó. A veces hay que reconocer las cosas.

Saludos y suerte.

Juanjo L.

paco domingo dijo...

Pero vamos a ver...
El susodicho comentario no decía nada ofensivo ni con malos modos. Lee atentamente mi respuesta anterior y verás que yo no califico ese comentario así. Digo que "trata de dar lecciones" y que es "inoportuno".
Os adjunto el "famoso comentario eliminado":

Una torcedura la puede tener cualquiera en una ruta y es una casualidad pero esto es meterse en el peligro sabiendolo. El que lleva el grupo tendria que pensarselo y ser mas responsable. Que no va soloy lei que yale paso lo mismo en esa misma ruta.

Marcos

Como puedes comprobar dice que nos metimos en el peligro sabiéndolo - NADA MÁS LEJOS DE LA REALIDAD- No había ningún peligro. Una típica ruta invernal . El hielo apareció en algunos tramos de la carretera a la vuelta. ¿Acaso podíamos preveerlo?. A la ida no hubo ningún problema.
Llama al que lleva el grupo¿? irresponsable.
NADA MAS LEJOS DE LA REALIDAD.
Por lo visto nos conoce porque dice que ya le pasó lo mismo en esa misma ruta...
DE ESO NADA , parece que está mal informado.
Amigo Juanjo, eso no es hacer una crítica. Es un puyazo "velado" contra alguien en concreto.
Admito puntos de vista diferentes como pueda ser el tuyo, pero eso va más allá.
Lo del "culo pelao" se refiere a la montaña. Un accidente le puede pasar a cualquiera. Pero no consiento que nos llame IRRESPONSABLES.
Si Andrés no se metió sería porque no llevaba el vehículo adecuado o porque , al día siguiente (domingo) las condiciones de la carretera eran otras. Me parece correcto.
No quiero extenderme más con el tema y lo doy por zanjado...pero por favor...un respeto que no somos niños. Y a humildad te aseguro que no me gana nadie.
Un saludo Juanjo.

Anónimo dijo...

Hola soy Marcos. No creia que te iba a molestar tanto.Hayque ver como te has puesto. Yo tamnbien salgo al monte, aunque desde hace mucho tiempo no puedo por una lesion de rodilla. No conozco a nadie en persona pero leo la pagina de rocacoscólla y las de muchos senderistas desde hace mucho tiempo y por eso se lo que paso en esa ruta. Tamnbien se les salio un coche y contaban que lo pasaron mal a eso me referia. Y solo decia que habia que ser mas prudentes para que nopasen cosas.

Disculpa si te he molestado.