martes, 22 de noviembre de 2011

CIRAT - SALTO DE LA NOVIA - MIRADOR DE LA NOGUERICA (19/11/2011)

Una grata sorpresa.
Así definiría esta nueva jornada montañera en las cercanías de la bonita población castellonense de Cirat (Alto Mijares). Enclavada en un precioso valle del Mijares, Cirat esconde un verdadero tesoro paisajístico en sus abruptos alrededores. Una vista a las montañas que rodean este valle ya nos descubren los barrancos que se abren hacia el mismo y que albergan una riqueza natural impresionante. Pinares intactos, vegetación de ribera exuberante, una buena calidad ambiental como demuestra su flora criptógama (líquenes y musgos recubren y tapizan rocas y árboles), fuentes que manan frescas y limpias, húmedas umbrías con suelos sembrados de gran cantidad de setas que han brotado tras las últimas y persistentes lluvias, pozas transparentes, cinglos que se despeñan sobre los barrancos, espectaculares miradores. Si a todos estos atractivos le añadimos el interés del ayuntamiento por mantener, limpiar y señalizar los caminos y sendas que dan acceso a estos parajes, obtenemos...¡una ruta de cinco estrellas!.

Cirat
Tres son los puntos de parada obligatoria en el recorrido que os comento.
El primero, aparte del propio pueblo, son las ruinas del castillo árabe de Cirat.
Salimos por la parte alta del pueblo para, enseguida (cartel "Salto de la Novia") tomar una preciosa senda empedrada que nos asciende entre pinos hasta un collado.

La ruta está perfectamente señalizada

 Aquí nos desviaremos (también indicado) hasta las ruinas del castillo. Una vez en su base trataremos de conquistarlo un poco a discreción. Algunas partes de las murallas, torre y aljibe parecen resistir a los siglos. Imperdonable sería no recorrer el perfil del cantil sobre el que descansa la fortaleza para deleitarnos con las vistas del profundo barranco de las Salinas y sus pozas, allá abajo.

Ruinas del castillo de Cirat


Viendo el barranco de las Salinas


El barranco y sus pozas al fondo

Panorámica del barranco de las Salinas

Regresamos sobre nuestros pasos hasta el collado y seguimos por la senda de herradura hasta la confluencia con el barranco de la Losa. Allí nos desviamos unos metros sobre su cauce para localizar la fuente del Piojo. Las piedras resbaladizas por las recientes lluvias provocaron algún resbalón...y no miro a nadie...El agua mana bajo una losa rotulada con el nombre de la fuente. Fotos de rigor y a seguir.

Fuente del Piojo
Continuamos a orillas del barranco de las Salinas y pronto llegamos a la masía abandonada de la Huertacha . Algunos mangranos y olivos recubiertos por preciosos líquenes son mudos testigos del abandono de la huerta.






La preciosa senda acaba por descendernos hasta el lecho mismo del barranco, que vadeamos. Llegamos a un cruce con la pista que viene de Cirat pero tomamos el camino por la derecha del barranco (está acondicionado con una valla de madera) que nos lleva hasta el segundo punto de obligatoria parada, el salto de la Novia.
La senda nos deja en la poza que recibe la caída de este preciosa cascada. Realmente fotogénica, con sus paredes rocosas tapizadas por musgos y helechos y la poza de un increíble verde esmeralda. Un lugar ideal para un refrescante baño...pero mejor lo dejamos para otra época del año.

Salto de la Novia
Interesante la leyenda trágico-romántica del salto de la novia (al final del relato os dejaré un link sobre el lugar, de imprescindible consulta).
Tras inmortalizar el salto volvemos sobre nuestros pasos para, ahora sí, tomar la pista que nos lleva hasta el mirador de la parte alta del salto. Otra vista distinta que nos descubre otra pequeña cascada en la parte alta con su poza, allí nos dirigiremos, pero será después del almuerzo que ya eran horas. El mirador dispone de una mesa y un banco de madera, un buen lugar para reponer fuerzas.

El salto de la Novia desde su mirador
Volvemos a la pista y enseguida, a la derecha, tomamos una senda que nos lleva a la parte alta de los saltos. Otra perspectiva distinta y otra tentación para el baño. Volvemos a la pista y continuaremos por ella camino de la tercera parada obligatoria, el mirador de la Noguerica. La pista asciende, alejándose del barranco de las Salinas hasta un cruce. Giraremos a la izquierda (cartel) en dirección a Fuente Torres (está a 20 metros pero no la visitamos).


Seguimos ascendiendo por la pista hasta el collado de la Noguerica. Allí (poste indicador) dejamos la pista por un camino a la izquierda junto al corral abandonado que nos lleva directos al mirador del morrón de la Noguerica, la parte mas alta del recorrido (736m.). Unos metros antes de llegar al impresionante cortado, un viejo cazador, escopeta en mano, nos indicó "amablemente" (...como si le hubiéramos espantado las piezas) el punto de observación. El lugar bien vale la visita. A nuestros pies se extiende todo el valle del Mijares, los pueblos de Cirat y Arañuel, el barranco de las Salinas y el de la Losa, los altos que cierran todo el valle, a nuestra derecha los farallones del Morrón de la Noguerica, los frondosos pinares que tapizan las laderas...en fin, un verdadero deleite para los ojos y para el espíritu. Un buen rato estuvimos en tan bello emplazamiento, menos mal que hoy en día las fotos son gratis...

El grupo en el mirador de la Noguerica (by J.Manuel)

Esta me gusta más (by J.Manuel)

El que suscribe (by MªÁngeles)
Panorámica del valle del Mijares desde el mirador de la Noguerica
Pero había que volver, sobre todo al ver los negros nubarrones que nos acechaban, otra vez sobre nuestros pasos. Pero antes de llegar al collado tomaremos una senda a la derecha (atención a la fita) que nos bajará por la umbría de la Jarica hasta Cirat. Preciosa la senda de herradura recién desbrozada que nos enlazará con una pista. En este tramo estamos ante un bosque mediterráneo muy bien conservado, algo a destacar y que dure cientos de años más.

Senda de descenso
Pasamos junto a la fuente de la Jarica, para enlazar poco después ,ya a la vista de Cirat, con el camino Real de Onda a Aragón (cruz y señales).
A la izquierda el camino nos conduce de nuevo hasta el barranco de las Salinas (pozas) y tras cruzarlo, entramos de vuelta en Cirat.

Plaza de Cirat
Una ruta de las que se recuerdan para siempre...
Ah! y no llovió...

Os dejo el enlace con este estupendo y documentado blog sobre esta zona.

http://fotorutascomunidadvalenciana.blogspot.com/





4 comentarios :

Jose dijo...

Hola Paco
Estupenda ruta que ya tengo en pendientes desde que este verano hicimos la ruta fluvial de Cirat al Tormo, nos gusto mucho la zona y volveremos cuando se pueda para hacer algo más por allí...

Un saludo
Jose
TROTASENDES BENICALAP

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Paco!
Me parece una ruta preciosa, basta con mirar las imágenes que nos muestras con esos paisajes y sobre todo el gustazo de ver agua en la ruta. Esta zona todavía la tengo pendiente.

Un saludo.

Emilio dijo...

Bonita ruta por lo que se ve en las fotos y por lo que comentas.Espero realizarla sin tardar mucho. Tu entrada me ha animado, hace tiempo que la tengo en mente.
Saludos.

Cirat (Rutas Senderistas Comunidad Valenciana) dijo...

Vaya sorpresa! Si hay algo que anima a continuar con tesón en la elaboración de un Blog es ver que es de utilidad, habéis hecho una crónica magnifica de la Ruta.(en Rocacoscolla también)
Esta ruta la hemos hecho desde pequeños en Cirat.

No os perdais la opción del Bco. de la Losa, pero hacerla en invierno/primavera, en verano es calurosa.

Y ya he subido la Ruta Caudiel-Cirat, que justo recorre el último tramo por este Bco., y esta vez con agua, os gustará!

http://fotorutascomunidadvalenciana.blogspot.com/2011/11/de-caudiel-cirat-del-palancia-al.html

Por cierto buenos apuntes botánicos y ambientales en vuestra descripción, si quereis +info de la zona, no dudeis en consultarme.